How to's Skin Care Tips & Tricks

El paso que hace que tu skin care realmente funcione

Untitled design (6)

El paso que hace que tu skin care realmente funcione

El skin care hace 10 años no era lo que es hoy, cada vez usamos  productos con más tecnología para tratar diferentes problemáticas, algunas de ellas complejas que llevan constancia y tiempo.  Pero, parece que estamos restando importancia al paso más básico, importante y esencial de toda la rutina: una limpieza que realmente sea eficiente para tu caso en particular.  Pasar rápidamente una toallita desmaquillante, limpiarte con agua micelar por la noche solamente o salpicar con agua tu piel en la ducha no es lo mejor que puedes hacer ni será suficiente. 

Tomarte el tiempo de quitar todos los residuos de tu skin care que usas en el día, pantalla solar, makeup, polvo, sebo que tu piel eliminó en el día, sudor, residuos de contaminación del ambiente es el primer paso y el más importante para que funcione todo lo demás que aplicas. 

Porqué es tan importante limpiar de forma correcta y eficiente tu piel.

Piensa a qué está expuesta tu piel a lo largo del día. Desde la pantalla solar, todo el skin care que aplicas, makeup, sudor, partículas del ambiente, sebo que vas eliminando. Tu piel se enfrenta inevitablemente a muchos agresores externos. La limpieza facial diaria elimina esa suciedad, exceso de grasa, contaminación y células muertas que no quieres en tu piel. 

La limpieza es el primer paso de todas las rutinas del cuidado de la piel y es lo básico de lo básico, aquí el punto es realizarla correctamente.

Si no tienes una limpieza adecuada, la suciedad, contaminación, impurezas, bacterias, sebo, células muertas (y los ácaros que incluyen) se acumulan en la superficie de tu piel y contribuyen de forma directa y potencial a que tengas comedones, espinillas, poros dilatados, envejecimiento prematuro, acné, deshidratación, textura irregular, etc. 

No habrá suero, crema o ingrediente que te de una piel hidratada y luminosa sin una limpieza eficiente

Mantener una piel realmente limpia ayuda a tu piel a estar más protegida del daño ambiental, la piel produce sebo, si bien ese sebo es beneficioso para la piel, si permanece demasiado tiempo en la piel unido a bacterias, suciedad e impurezas y se mezcla causando el caldo de cultivo perfecto para bloquear los folículos atrapando toda esa suciedad y sebo residual lo que provoca inflamación, acné y una textura de tu piel opaca, deshidratada etc. 

Aumenta la hidratación

La limpieza eficiente diaria también es un factor importante para ayudar a la piel a mantener un nivel adecuado de humedad. La piel deshidratada se ve y se siente áspera, arrugada y envejecida. La limpieza ayuda a balancear los niveles de pH de la piel; permitiendo la retención suficiente de agua y de tus productos, para una correcta hidratación de la piel.

Es el mejor  preventivo del envejecimiento prematuro

Cada día, tu piel envejece. La contaminación y las toxinas ambientales aceleran el proceso de envejecimiento, y el proceso tan simple de limpiar la piel es una excelente manera de eliminar todas las toxinas, suciedad e impurezas y estimular los procesos internos que combaten el envejecimiento, incluidas las arrugas, la falta de tono, la pigmentación y la piel sin vida.

Hacen que todos los demás productos de tu rutina funcionen

Sin una limpieza correcta o bien si tienes una rutina de limpieza deficiente en productos o en cómo la realizas, tu piel está cubierta aún que no lo veas a simple viste de una capa gruesa de suciedad, células muertas, impurezas, que dificulta en extremo o casi hace imposible que los ingredientes activos que aplicas penetren en la piel y por ende, obviamente no tendrás ningún resultado con ellos.

La limpieza de los poros prepara a tu piel para la absorción de otros productos que apliques después de tu limpieza y, por lo tanto, la hará más receptiva a que lo que apliques sobre una piel realmente limpia tenga más eficiencia los pasos que siguen, como exfoliantes, mascarillas, sueros e hidratantes, y logran la máxima eficacia. 

¿Cuantas veces?

La recomendación avalada por dermatólogos y especialistas es dos veces al día, por la mañana y por la noche. 

El paso que cambiará todo.  Doble Limpieza en la Noche

La doble limpieza nocturna no solo es increíblemente importante para permitir que la piel se repare de los estragos del día, sino también para mejorar la salud general de la piel.

Ciertos cambios fisiológicos en la piel se producen en el ciclo de sueño y las impurezas superficiales impedirían que la piel se regenere, ya que la piel elimina toxinas de todo tu sistema por medio de tu piel y tiene un proceso de regeneración que sucede en tus horas de sueño.

No tener una rutina correcta que elimine todo rastro de sebo, sudor, pantalla solar, aceites residuales, makeup, contaminación y el irte a dormir pensando que tu piel está limpia sólo por lavar con un jabón o agua micelar o toallita desmaquillante priva a tu piel de que lleve a cabo el proceso de forma eficiente y genera también radicales libres, envejecimiento prematuro, espinillas, brotes, piel con textura gruesa, irregular, hace más agresivo el acné activo, y todo lo que gastas en serums, hidratantes, no tendrá resultado. 

La temperatura de la piel aumenta durante la noche, lo que hace que la piel pierda una porción significativa de agua y, si no se limpia la piel correctamente, no habrá serum, sleep mask, crema que pueda compensar esta pérdida.  Una limpieza nocturna efectiva hace que todos los productos que aplicas puedan tener la función para lo que fueron creados. 

La Doble Limpieza siempre comienza con un limpiador soluble en aceite o balm que derrita sebo y aceite. Has escuchado que aceite disuelve aceite y agua no disuelve grasa?

Este principio es el que aplica en la doble limpieza. Sea cual sea el tipo de piel, edad, condición,  necesitamos doble limpieza por la noche. Más si tu eres amante del skin care e inviertes en serums con activos e ingredientes maravillosos.

Para la doble limpieza necesitas usar primero un Balm como el Melting Cleansing Balm y DESPUÉS el segundo paso de limpieza con tu limpiador al agua como Milk Cleanser o Face Wash. 

 
Por la mañana

Limpiar tu rostro de todas las impurezas por la mañana también es super importante debido al proceso natural de eliminación y exfoliación que ocurre mientras duermes.

De hecho, limpiar la piel al despertar ayuda a eliminar las toxinas, las células muertas de la piel y el exceso de grasa que la piel puede excretar durante la noche y la parte importante, permite una mejor penetración de lo que apliques después. 

Y obviamente, no puedes esperar que un makeup o skin tint funcione sin el canvas de una piel realmente limpia.

Paso a Paso

Siempre revisa las instrucciones del producto que uses.
Aplica la cantidad que necesites no apliques cantidades mínimas, sobre todo en limpiadores.

Si usas Delineadores, máscaras de pestañas (rimel) lo más recomendable es PRIMERAMENTE disolver ese tipo de maquillaje.

Para desmaquillar los ojos, especialmente la máscara de pestañas a prueba de agua, existen productos específicos formulados específicamente para el área de los ojos. La mayoría de los limpiadores faciales no están diseñados para descomponer y eliminar adecuadamente el maquillaje de ojos a prueba de agua, y la piel alrededor del área de los ojos es especialmente delgada y delicada. 

El Eye & Face Makeup Remover elimina las impurezas y el maquillaje (incluso los resistentes al agua) con gentileza y en profundidad gracias a su fórmula bifase que combina un fluido micelar y una fase oleosa. Si usas máscara o delineadores a prueba de agua primeramente desmaquilla con un producto especial.

Comienza a aplicar en frente, mejillas y barbilla. Después masajea el producto con movimientos circulares con tus manos limpias. Te recomendamos dejar el limpiador durante un par de minutos antes de retirarlo para aprovechar los ingredientes que contienen y sobre todo para darle a tu piel una limpieza más profunda. Enjuaga con agua tibia o fría. Con una toalla limpia que sólo tengas para este fin, seca en palmaditas suaves. Enjuague bien con agua tibia o fría. Séquese la cara con palmaditas suaves. Continua con tu rutina.

No cambies de caliente a frío
La temperatura del agua también importa. El agua caliente no abre los poros y el agua fría tampoco los cierra. De hecho, el agua caliente puede alterar tu barrera protectora  y cambiar la temperatura del agua solo provocará un shock en la piel, por lo que es mejor enjuagar con agua tibia o incluso fría. 

Doble limpieza
Un rápido “toallita, jabón en barra o agua micelar y listo” puede parecer la única opción al final de un largo día, pero independientemente si usas maquillaje o no, estás expuesto al aire de la ciudad todos los días, la doble limpieza es la mejor manera de garantizar que la piel está libre de partículas de contaminación, sebo, pantalla solar residual y maquillaje.

El primer paso de  limpieza eliminará el maquillaje y los residuos solubles en aceites. El segundo paso trabajará profundamente para eliminar cualquier suciedad que quedó del primer paso y ayuda a balancear el pH de tu piel y la barrera protectora.  Al realizar la doble limpieza por la noche, te aseguras que se eliminen tanto la primera capa de sebo, como el maquillaje, el cuidado de la piel, el protector solar y las capas más profundas de bacterias en los poros, que pueden agravar el acné.

Una vez que hayas aplicado el primer paso de limpieza con Melting Cleansing Balm y lo retires con agua, realiza una segunda ronda con tu Milk Cleanser o Face Wash.

Aquí es donde entra el usar agua micelar si es tu preferencia, usa después de tu Milk Cleanser o Face Wash y no como un sólo paso para todo lo anterior. 

No exageres con la limpieza
Limpiar eficientemente no es limpiar excesivamente, ya que hacerlo puede despojar a la piel de sus aceites naturales y su barrera protectora y, por lo tanto, provocar sequedad, sensibilidad e irritación, lo que empeora los problemas de la piel como el acné. Por lo tanto, es importante no frotar la piel con demasiada fuerza y no exagerar.

Si bien tu piel debe limpiarse dos veces al día, por la mañana y por la noche, no siempre es necesaria una doble limpieza, especialmente cuando te despiertas por la mañana.

La necesidad de doble limpieza es por la NOCHE ya que tu piel estuvo expuesta a todo lo que hemos mencionado anteriormente, no así en tu mañana.

Cómo elegir el limpiador
adecuado para tu piel

El usar esa barra de jabón a la que estás acostumbrada no es la mejor idea. Estos pueden alterar la función de la barrera protectora,  interrumpiendo el manto ácido, eliminando los aceites necesarios en tu piel y provocando que la piel aumente la producción de sebo y grasa.

No eliminan por sí solos pantalla solar, makeup, sebo. 

La piel no tiene tiempo para repararse a este tipo de  irritantes y desequilibrantes entre limpiezas. Por lo tanto, es muy importante que encuentres un limpiador que se adapte a tu tipo y necesidad de piel.  

Todos nuestros limpiadores tienen pH balanceado, cada uno está pensado y formulado para cada tipo de piel y necesidad con texturas e ingredientes especializados. 

Removedor de Maquillaje a Prueba de Agua

Si usas Delineadores, máscaras de pestañas (rimel) lo más recomendable es PRIMERAMENTE disolver ese tipo de maquillaje.

Para desmaquillar los ojos, especialmente la máscara de pestañas a prueba de agua, existen productos específicos formulados específicamente para el área de los ojos. La mayoría de los limpiadores faciales no están diseñados para descomponer y eliminar adecuadamente el maquillaje de ojos a prueba de agua, y la piel alrededor del área de los ojos es especialmente delgada y delicada. 

El Eye & Face Makeup Remover elimina las impurezas y el maquillaje (incluso los resistentes al agua) con gentileza y en profundidad gracias a su fórmula bifase que combina un fluido micelar y una fase oleosa. Si usas máscara o delineadores a prueba de agua primeramente desmaquilla con un producto especial.

Primer paso de Limpieza Nocturna

Al realizar la doble limpieza por la noche, te aseguras que se eliminen tanto la primera capa de sebo, como el maquillaje, el cuidado de la piel, el protector solar y las capas más profundas de bacterias en los poros, que pueden agravar el acné.

Piel Mixta

La piel mixta necesita un limpiador que sea lo suficientemente eficiente para las partes grasas de la piel, pero que también sea gentil con las áreas secas/deshidratadas. El maquillaje debe eliminarse por completo, las impurezas deben limpiarse y el equilibrio de la piel debe volver a la normalidad. Una textura jelly o que espume ligeramente es lo ideal para pieles mixtas y el Watermelon & Seaweed Jelly Face Wash es PERFECTO y un super bestseller.

Piel Grasa/Acné

Un buen limpiador facial limpia la piel grasa y elimina todo el exceso de sebo sin irritar la piel. De esta manera, te aseguras de que tu piel esté preparada para todos los demás productos y evitarás los brotes. Un gel limpiador con espuma ligera es la mejor elección para pieles grasas o con tendencia a acné y brotes.

Piel sensible, deshidratada, seca. 

Si ya tienes la piel deshidratada, irritada, sensibilizada, seca, no querrás que tu limpiador facial reseque aún más tu piel. Con limpiadores específicamente formulados para este tipo de piel, puede estar seguro de que obtendrá una piel limpia pero que también deje intacta la barrera protectora. Elige una textura  cremosa para nutrir e hidratar mientras la limpias. 

Si tienes dudas o necesitas extender esta información escribe a skin@aphoteticstore.com 

Un placer leernos y compartir, en la siguiente entrega hablaremos de hidratación, tónicos, mists y essences.

Annya

Leave your thought here

Promo Exclusiva

En este espacio podrás encontrar promociones y descuentos especiales.